Iglesia Persecución 

SE LEVANTA GRAN PERSECUCIÓN EN COLOMBIA!! Pastores asesinados, amenazados y en constante riesgo de perder la vida siguen anunciando el evangelio

Un grupo de vigilancia que monitorea la persecución cristiana en todo el mundo informa que un gran número de líderes de iglesias en Colombia están siendo sometidos a amenazas de muerte, y muchos pastores ya han sido asesinados.

Christian Solidarity Worldwide reveló en un informe la semana pasada que tanto como el 12.6 por ciento de todos los líderes religiosos en Bogotá han recibido amenazas de muerte.

Las amenazas provienen en su mayoría de grupos armados ilegales que llevan a cabo extorsiones y secuestros, lo que significa que los grupos guerrilleros de izquierda, los grupos neoparamilitares de derecha y otras entidades criminales están detrás de los ataques.

Un pastor, Martínez Pérez de la Iglesia Nueva Filadelfia, fue asesinado el 16 de septiembre en las afueras de su casa en Antioquia, lo que obligó a su esposa y cinco hijos adultos a huir de la aldea con miedo.

Varios otros también han sido asesinados en la última década, señaló CSW.

“El hecho de que las violaciones de los derechos humanos, incluidas las violaciones de la libertad de religión o de creencias, hayan continuado e incluso empeorado en algunas partes de Colombia a pesar de la firma del acuerdo de paz hace dos años es muy preocupante e indica la necesidad de que el acuerdo sea implementado completamente lo antes posible”, dijo el presidente ejecutivo de CSW, Mervyn Thomas, refiriéndose a un tratado de paz entre el gobierno y los grupos armados en noviembre de 2016.

“Pedimos al gobierno colombiano que tome medidas para garantizar que FoRB esté protegido para todos los colombianos y que los responsables de las amenazas y ataques contra los líderes de la iglesia rindan cuentas de sus acciones”, agregó.

Si bien la mayoría de los colombianos son cristianos y no enfrentan problemas de libertad religiosa, no ocurre lo mismo con las comunidades indígenas.

“Las personas indígenas que se convierten al cristianismo a menudo son desplazadas por la fuerza de sus comunidades indígenas o son excluidas de recibir ciertos beneficios por parte de las autoridades indígenas, generalmente conocidas como cabildos”, explicó el informe.

Thomas dijo que poder cambiar la religión o la creencia de uno es un derecho fundamental, y pidió al gobierno colombiano que “mejore sus esfuerzos para proteger este derecho humano fundamental para todos sus ciudadanos”.

Las familias de los líderes religiosos también han sido atacadas. Un pastor que no fue nombrado le dijo a CSW que en dos ocasiones se vio obligado a pagar dinero por extorsión debido a que su familia fue amenazada.

“El grupo lo contactó por teléfono celular, le dijo la ubicación física de cada miembro de su familia y dijo que los estaban siguiendo. En mayo de 2018, dos hombres armados en una motocicleta llegaron a la casa del pastor, arrojaron a su esposa al suelo y luego huyeron “, dijo CSW.

“El pastor cree que esta es la forma en que el grupo intenta forzar a él y su familia a abandonar la región”.

Open Doors USA, otro prominente grupo de vigilancia, clasifica a Colombia como el 49º peor país del mundo cuando se trata de la persecución cristiana.

La nación sudamericana y México fueron los únicos dos países fuera de Medio Oriente, Asia y África que llegaron a la lista de los 50 principales, con los ataques contra los cristianos en forma de crimen organizado y corrupción.

comments

Related posts

Leave a Comment