Hombre afirma que Dios le ordenó que lo hiciera, admitió que propinó cuatro puñaladas en el corazón de su hija y la alzó en el aire durante cinco horas para que se desangrara.

El hombre confesó su atroz crimen en Luisiana EE.UU, manifestó que mató a puñaladas a su hija de tan solo 18 meses de nacida además dijo que venía teniendo pensamientos de hacer esta desastrosa tragedia.

Èl alego: “dios me hablo y me dijo que agarrara un cuchillo y lo introdujera en el corazón de mi hija”. Y eso mismo fue lo que hizo pero no se esperaba que la niña quedara con signos vitales, así que decidió levantarla hasta que se desangrara.

Él sabía que si su hija moría, lo llevarían a juicio y lo condenarían  a pena de muerte, para así poder morir y luego resucitar ya que esa era la visión que tenia de parte de “dios”. Comento.

comments