Las autoridades rusas habían negado previamente cualquier conocimiento de un accidente nuclear, pero ahora el servicio meteorológico del país admite encontrar rastros de un isótopo solo producido por la división de átomos en un reactor.

Rusia dijo que encontró concentraciones “extremadamente altas” de un isótopo radiactivo en algunas partes del país en septiembre, en medio de informes de un accidente nuclear.

El anuncio confirmó los hallazgos a principios de este mes de un instituto francés de seguridad nuclear, el IRSN, que detectó una nube de radioactividad por encima de Europa.

Las autoridades rusas habían negado previamente cualquier conocimiento de un accidente nuclear que podría haber causado la nube.

En octubre, la empresa estatal nuclear Rosatom dijo que en el momento del accidente propuesto “la radiación alrededor de todos los objetos de la infraestructura nuclear rusa está dentro de la norma y en el nivel de radiación de fondo”.

Pero el lunes, el servicio meteorológico de Rusia, Rosgidromet, dijo que “las sondas de aerosoles radiactivos de las estaciones de monitoreo Argayash y Novogorny contenían el radioisótopo Ru-106 [Rutenio-106]” entre el 25 de septiembre y el 1 de octubre.

El rutenio-106 es un producto de la división de átomos en un reactor y no ocurre naturalmente.

El isótopo se encontró en Tatarstán y el sur de Rusia y llegó a “todos los países europeos comenzando en Italia y hacia el norte de Europa” desde el 29 de septiembre, dijo.

El servicio no especificó dónde se originó la contaminación, pero se encontró una concentración 986 veces mayor que el nivel de fondo natural en Argayash, una aldea cerca de la frontera rusa con Kazajstán y aproximadamente a 20 millas de la instalación nuclear de Mayak.

Una explosión en Mayak en 1957 expuso al menos a 272,000 personas a niveles peligrosos de radiación. Mayak ahora sirve como un sitio para reprocesar combustibles nucleares.

comments