“Pero si el primer ministro en este momento no es elegido en estas próximas elecciones va a haber oscuridad y no estoy siendo negativo. Las leyes van a cambiar donde vendrá la oscuridad y habrá persecución en la Iglesia.” Pastor Adam F. Thompson

El nuevo Primer Ministro de Australia, Scott Morrison, ocupó los titulares internacionales la semana pasada cuando se supo que era un cristiano pentecostal, el primero en la historia de Australia.

En el mundo de hoy, dicen muchos cristianos, esa es una receta para la guerra social y espiritual. Y de acuerdo con el pastor Adam F. Thompson de Voice of Fire Ministries en Adelaide, Australia, eso es exactamente lo que está sucediendo, especialmente desde que Morrison se presentará a las elecciones para otro mandato en mayo.

Hablando el domingo pasado en Hope of City Church, Thompson dijo que el Señor lo despertó temprano esa mañana con una palabra profética.

“Scott Morrison, es un cristiano nacido de nuevo”, le dijo Thompson a la congregación. “Es probable que sea uno de los primeros ministros nacidos de nuevo, pero no es momento de celebrar.

“Este es un momento crucial. En los próximos seis meses va ser un tiempo para que el Cuerpo de Cristo deje de lado sus diferencias y se unan, que recuerden que Jesús es el Mesías y comiencen a orar juntos por nuestro primer ministro, y por nuestro gobierno.

Realmente veo que el Cuerpo de Cristo va a tener influencia en la arena política de esta nación. “Pero si el primer ministro en este momento no es elegido en estas próximas elecciones va a haber oscuridad y no estoy siendo negativo. Las leyes van a cambiar donde vendrá la oscuridad y habrá persecución en la Iglesia.”

Otros ministerios han hecho llamados urgentes para orar. De acuerdo con un informe de The Guardian en un vídeo de YouTube, Warwick Marsh, del Instituto de Valores Cristianos, recordó a los cristianos el poder que la oración tiene para marcar el comienzo de los milagros.

“En primer lugar”, dijo, “el 15 de agosto, el Senado votó en contra de la eutanasia en la propuesta de territorios. Nadie esperaba esto. Esto fue un milagro absoluto.

“En segundo lugar, el viernes 24, el partido liberal votó en un nuevo primer ministro, Scott Morrison, después de una semana de agitación política.

“Mucha gente aquí en Australia de fe cree que esto fue un milagro de Dios, ya que el Sr. Morrison tiene una gran fe en Dios y ha defendido las libertades cristianas y ha prometido hacerlo en el futuro.

“Parecería que esta es una respuesta directa a nuestras oraciones, mientras oramos en contra de la erosión de nuestras libertades cristianas.”

Si bien hay, sin duda, una “Resistencia” en Australia para el nuevo Primer Ministro al igual que en Estados Unidos para Donald Trump, para los cristianos esto parece venir más como un movimiento “Resucitado” donde se exhorta a la Iglesia para operar desde su lugar de autoridad ya divinamente ganado en los lugares celestiales.

Por lo tanto, por favor, mantenga a Australia en su lista de oración y, si nada más, ore el Padrenuestro: “Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo”.