“Primero, quiero agradecer a Dios por estar vivo. Por las manos de profesionales de la salud, […] Dios operó un milagro. Después, quiero agradecer también a Dios por esta misión, porque Brasil está en una situación un tanto complicada, con crisis ética, moral y económica. “Estoy seguro de que no soy el más capacitado, pero Dios capacita a los escogidos”. Con estas palabras, el presidente electo Jair Bolsonaro (PSL) abrió su discurso durante un culto de la Asamblea de Dios Victoria en Cristo (ADVEC) en la noche del último martes 30 de noviembre.

Bolsonaro fue invitado por el pastor Silas Malafaia para dar una palabra a los fieles de la denominación y al pueblo brasileño, ya que el culto de la sede de ADVEC es transmitido por el canal en YouTube. Emocionado, el presidente electo pidió que los fieles continúen orando por su vida y para que él tome buenas decisiones, elija un buen equipo de gobierno y tenga “coraje” para actuar.

A continuación, Malafaia se dirigió a la prensa: “Nosotros no estamos votando en candidato a Dios. No estamos votando en alguien que va a hacer gracia para evangélicos. Eso sería muy mezquino. Estamos votando a alguien para cambiar la historia de nuestra nación. Quería dejarlo bien claro y reafirmar que el Estado es laico. Y tiene que ser. Ahora, el Estado es laico, pero no es laicista, no está en contra de la religión “, subrayó.

Al final, Malafaia oró por el nuevo presidente junto a los fieles: “Yo declaro en el nombre de Jesús, que Dios te dará sabiduría, gracia y salud, para hacer la diferencia en esa nación. Usted marcará la historia de este país. Vamos a tener un nuevo paradigma en esta nación. ¡Dios va a cambiar la suerte de ese pueblo! “, Profetizó.

comments