El 25 de noviembre, la institución aceptó el cambio de nombre, ahora la sociedad ecuatoriana lo reconoce como mujer. Queda claro así que la ideología de género sí existe. Como diría Agustín Laje, esta ideología “se contrapone a lo que las ciencias exactas afirman sobre el cuerpo humano”. Debemos permanecer vigilantes ante esta imposición.

Nació varón y sus padres le pusieron un nombre masculino, pero él se autopercibía como mujer, y desde muy temprana edad pedía vestir como princesa, imitando a Elsa, de la película de Disney. Al inicio, sus padres lo llevaron a innumerables psicólogos para que recupere su identidad sexual.

Imagen relacionada

“Me dijeron: su hijo está enfermo, vive una fantasía”. Lucía incluso mostró un gráfico hecho por la doctora en el que se lee su diagnóstico: depravación, perversión, trastorno. Pero decidieron no escuchar la opinión de los psicólogos y apoyar a su hijo. En enero de este año, se acercaron al Registro Civil para pedir que lo reconozcan como niña.

comments