Docenas de cristianos fueron apedreados, cortados, ensangrentados durante la Navidad en la India a manos de los hindúes radicales que se opusieron a su adoración. La Comisión de Libertad Religiosa de la Fraternidad Evangélica de la India compartió con Morning Star News que hubo al menos 18 incidentes reportados durante la temporada navideña.

En uno de los ataques del 23 de diciembre en la aldea de Kowad, distrito de Kolhapur, en el estado de Maharashtra, 20 o más hombres enmascarados dejaron a siete cristianos que necesitaban cuidados intensivos en el hospital.

Los radicales atacaron un servicio en la iglesia New Life Fellowship Church con espadas, cuchillos, barras de hierro, botellas de vidrio, piedras y otros objetos afilados. Ellos cantaron “Jai Bhawani, Jai Shivaji”, declarando la victoria de la diosa hindú Bhawani y el rey guerrero Shivaji.

“Ellos irrumpieron en el salón de adoración y comenzaron a tirar piedras grandes y botellas de cerveza vacías a los fieles”, dijo Milton Norenj, coordinador de la New Life Fellowship Jadhinglaj.

El pastor Bhimsen Ganpati Chavan dijo que unas 40 personas asistían al servicio cuando comenzó el ataque.“Tan pronto como entraron, comenzaron a disparar botellas de cerveza vacías y piedras a la congregación”, explicó Chavan. “Cuando dieron un paso adelante, nos atacaron con espadas, barras de hierro y cuchillos sin piedad, hombres y mujeres por igual”.

Swati Chavan, la esposa del pastor, fue una de las heridas. “Fui golpeada por una barra de hierro en mi mano y recibí una lesión en la cabeza”, dijo. “Me golpearon la espalda repetidamente con sus puños, lo que causó hinchazón. Tuve que someterme a un escáner de cabeza para descartar la coagulación “.

Los 18 casos que el RLC informó durante la Navidad se caracterizaron por la presión de los extremistas hindúes por parte de la policía para hostigar a los creyentes con problemas legales.

Nehemiah Christie, del grupo de defensa legal Alianza Defendiendo la Libertad-Tamil Nadu de la India, explicó que “quieren crear una falta de armonía comunitaria para su propia ventaja política”.

Christie dijo que la interrupción de las procesiones navideñas, los servicios, los villancicos y los programas están diseñados específicamente para crear desarmonía y polarizar a las personas.

En otro caso, una multitud de 30 hombres del ala juvenil del extremista hindú Vishwa Hindu Parishad detuvo cuatro autobuses que transportaban a 200 niños a un programa de Navidad en Haridwar, estado de Uttarakhand.

Los niños eran hindúes y estaban siendo conducidos a un programa de Navidad, pero su maestra, Sandeep Kashyap, fue arrestada bajo la acusación de que planeaba convertirlos al cristianismo por la fuerza, algo que negó.

Los ataques a los cristianos se intensificaron en las zonas rurales de la India en 2018, a menudo como consecuencia de las acusaciones de los líderes de la comunidad hindú de que las iglesias y los pastores están realizando conversiones forzadas.

Los niños también han sido atacados. La pastora Selva Raj, de la aldea de Amathur en Tamil Nadu, en la India, reveló que una multitud de 300radicales hindúes interrumpió una clase de escuela dominical en noviembre, con el objetivo de impedir que los niños asistieran.

“Se llevaron los libros de cuentos de la Biblia y algunos libros de canciones y actividades de los niños y los rompieron en pedazos”, reveló Raj. “Asustaron a los niños diciéndoles que serán golpeados si son vistos en las instalaciones de la iglesia una vez más”.

comments