Alrededor de 160 mil personas podrán conocer las historias del Nuevo Testamento en sus propias lenguas de signos por primera vez. Esto es porque en la última semana, la Conferencia Passion recaudó 448 mil dólares para traducir la Biblia a los sordos.

Si bien hay cientos de lenguas de signos, ninguno tiene traducción completa de la Biblia, y sólo el 2% de las personas sordas de todo el mundo tienen acceso a los Evangelios en lengua de signos, de acuerdo con la Sociedad Bíblica de la sordos.

Las donaciones hechas por 40 mil alumnos de Passion serán dirigidas a la traducción del Nuevo Testamento a sordos en 16 países: México, Cuba, Colombia, Moldavia, Egipto, Ghana, Sudáfrica, Tanzania, Etiopía, Sudán del Sur, Myanmar, Tailandia , Malasia, Filipinas, Japón y Rusia.

El evento, realizado en las ciudades norteamericanas de Atlanta, Dallas y Washington, ha levantado millones para causas sociales, pero este fue el primer año dirigido a las traducciones bíblicas.

Las lenguas de signos, con cerca de 400 versiones diferentes de todo el mundo, son considerados como la última frontera para la traducción de la Biblia, de acuerdo con Wycliffe Bible Translators, una organización dedicada a la traducción de la Biblia en todas las lenguas vivas del mundo.

Como las lenguas de signos no están estructuradas, así como los lenguajes en texto o habladas, ellas requieren sus propios procesos para que los pasajes de las Escrituras sean contadas visualmente.

Después de pasar por el proceso de exégesis, consulta y revisión de las Escrituras, las traducciones en lengua de signos suelen ser grabadas en video para que los sordos puedan ver, aprender y compartir las historias en sus comunidades.

YouTube ha ayudado a los ministerios a alcanzar a los sordos con recursos visuales especializados para la educación de los niños, estudio de la Biblia, traducción de sermones y mucho más.

“Mi objetivo con la traducción de las Escrituras es divulgar las Buenas Nuevas, no para que los sordos no tengan que confiar en la palabra escrita, sino para que puedan tenerla en su corazón”, dijo Pastraporn Sarakong, líder del equipo de traducción de la Biblia Cronológica de Wycliffe en Tailandia.

“Yo quiero que ellos sean capaces de entender la Buena Nueva que, a pesar de que todos han pecado, Dios ha provisto un camino para ser perdonados y reconciliados con Él. Sé que es el deseo de Dios, y Él puso en mi corazón que le obedeciera para que los sordos no se dejan en la oscuridad, pero pudieran entender las Buenas Nuevas y conocer a Dios”, añadió Sarakong.