Funcionarios del gobierno de Bolivia se comprometieron con líderes evangélicos a aprobar una ley de Libertad Religiosa a mediados de febrero de este año.

En la reunión participaron el presidente de la República, Evo Morales, los ministros de exteriores, Diego Pary, y de Gobierno, Alfredo Rada, y los presidentes de las cámaras de senadores y diputados, Milton Barón y Gabriela Montaño, respectivamente.

Ver imagen en Twitter
El acuerdo se dio en tres puntos: la libertad de religión, la independencia del Estado y la coordinación en proyectos sociales.
Ver imagen en Twitter

Morales añadió en su cuenta en Twitter que esto ocurrió “todo en el marco de la CPE que, en sus artículos 4 y 21, garantizar la libertad de credos y establece independencia por parte de las iglesias en temas políticos”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Milton Barón, señaló que desde la Asamblea Legislativa Plurinacional se asume “el compromiso de (promulgación de la Ley) de Libertad Religiosa hasta la primera quincena del mes de febrero de 2019. De tal manera que las iglesias sean atendidas en esta demanda que data de hace 10 años atrás”.

“Esta reunión se ha dado para conversar sobre el trabajo de las iglesias evangélicas y el tema Ley de libertad Religiosa”, explicó a la Alianza Evangélica Latina (AEL), el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB), pastor Munir Chikie Nacif.

Si bien el Estado Plurinacional de Bolivia garantiza la plena libertad de religión y credos en la Constitución Política del Estado -en sus artículos 4 y 21 (2) “es necesario este proyecto de Ley de Libertad Religiosa” porque con él se “optimizarán los tiempos y procedimientos para el otorgamiento de personerías jurídicas que estará sujeto a la reglamentación” explicó Chikie.

“Hoy hemos sido escuchados y hemos sido comprendidos en la necesidad de un proyecto de Ley de Libertad Religiosa. Tenemos el artículo cuarto que garantiza la libertad religiosa, pero había un vacío legal en la reglamentación respecto a nuestras organizaciones religiosas”, agregó.

“Esta es una gran conquista que deseamos se replique en todo el continente. Celebramos, como Alianza Evangélica Latina, esta acción de la Iglesia boliviana, orando para que se concrete esta promesa y Bolivia pase a ser uno de los países con personería jurídica”, concluyó Proietti.