En una entrevista al programa Vejan Sólo, de la RIT TV, el secretario general de Puertas Abiertas en Brasil, Marco Cruz, compartió que ya vivió la experiencia de contrabandear las Biblias.

Al ser preguntado si es cierto desobedecer a la ley, ya que la institución actúa en más de 60 naciones donde el cristianismo está prohibido, respondió: “Como cristianos seguimos una jerarquía. La ley de Dios está por encima de la ley de los hombres y cuando hay una contradicción tenemos que hacer una elección.

Los países comunistas o de mayoría musulmana, por ejemplo, prohíben la predicación del Evangelio y no permiten la entrada de ninguna especie de lectura cristiana. “En esas naciones tenemos que contradecir la ley de los hombres y obedecer la ley de Dios. Jesús dijo: Id y predicad el Evangelio por todo el mundo “, justificó.

Contrabando de Biblias

En 1967, cuando el hermano André, fundador de Puertas Abiertas lanzó su primer libro “El Contrabandista de Dios”, vio su obra convertirse en un best-seller, con millones de copias vendidas en todo el mundo. Fue una forma de despertar la atención de las personas sobre la Iglesia Perseguida.

En 1981, un equipo de la organización logró entrar en China clandestinamente, con un barco cargando 232 paquetes con un millón de Biblias. Fue un hito histórico para los cristianos chinos.

De allí para allá, muchos contrabandos ya se han realizado. Sólo el año pasado, más de 2,5 millones de Biblias y material cristiano ya fueron distribuidos contrariando la ley de los hombres en países hostiles a los seguidores de Cristo.

“Yo ya participé en un cargamento de Biblias. Es tenso. Las personas siendo entrevistadas y la maleta llena de Biblias […] Pero gracias a Dios conseguimos pasar “, recordó. “Es una victoria muy grande cuando la gente ve las Biblias siendo entregadas y los hermanos agradeciendo emocionados y besando la Palabra de Dios”, reveló.

Necesidad de memorizar los versículos bíblicos

Marco cuenta que los cristianos perseguidos necesitan memorizar los versículos de la Biblia como una forma de alimento espiritual. Es el caso de los norcoreanos, que no tienen fácil acceso a la Palabra. “El único acceso a la Biblia para ellos son los versículos que memorizan. Esa es la forma en que alimentan su fe “, explicó.

Distante de la realidad de Brasil, la persecución a los cristianos siempre forma parte de la historia de la Iglesia. “Pero la mayor parte de los cristianos brasileños ni sabe que existe una Iglesia Perseguida”, apuntó.

La Puerta abierta estima que hay cerca de 215 millones de cristianos perseguidos esparcidos por el mundo. Durante la entrevista, el secretario general de la institución contó varias historias marcantes y emocionantes sobre ellos.

comments