Los cristianos fueron brutalmente golpeados con palos y puños fuera de su iglesia local por docenas de extremistas, quienes más tarde destrozaron el edificio sagrado y destrozaron Biblias

El último episodio de persecución religiosa en la India tuvo lugar en el pueblo de Shantipur, en el estado de Chhattisgarh. Una multitud de presuntos radicales hindúes rodearon la Iglesia del Ministerio del Evangelio del Calvario durante el servicio del domingo. La violencia comenzó poco después de las 9.30 am, mientras que 25 creyentes cristianos estaban dentro de la iglesia con el pastor Ajay Ravi.

El pequeño edificio fue rodeado rápidamente por unos 30 extremistas hindúes, que comenzaron a gritar y acusar a los cristianos de insultar a sus dioses y diosas.  Los presuntos radicales exigieron que las personas dentro de la iglesia salieran, solo para atacarlos físicamente con golpes y palos. Diez personas, incluidas mujeres, fueron “terriblemente golpeadas”, de acuerdo con la organización cristiana Christian Concern (ICC).La Iglesia del Ministerio del Evangelio del Calvario fue posteriormente destrozada, con dos Biblias destrozadas, tres instrumentos musicales dañados y una motocicleta destruida.