Un joven hindú de 27 años, ha demandado a sus padres por haberlo traído al mundo sin su consentimiento.

Esta persona, forma parte de un movimiento “antinatalista” que cree que las personas deben abstenerse de tener hijos ya que el mundo es un lugar de sufrimiento.

Considera que está mal tener un niño para que pase por las pruebas y tribulaciones de la vida por el placer de sus padres.

Raphael Samuel, que así se llama el joven demandante, asegura que quiere a sus padres, pero que estos «me tuvieron por su alegría y su placer». Asegura que, pese a que tiene una buena relación con su familia, decidió demandarlos ya que considera que son «hipócritas» al someterlo a las dificultades de la vida por su propio placer.

Samuel ha llegado al punto de comparar la natalidad, con la esclavitud y el secuestro.

“Si nos traen al mundo sin nuestro consentimiento deberían mantenernos por el resto de nuestras vidas. Deberían pagarnos por vivir”, afirma.

Y va aún más lejos: “¿No es obligar a un niño a entrar en este mundo y luego obligarlo a seguir una carrera equivalente al secuestro y la esclavitud?”.

Fuente: Tiempo Proféticos.