La vida cristiana está basada en nuestra relación con Dios la cual demanda momentos de oración, además de perseverar en una comunión constante con el Creador. La oración es la base fundamental para que el cristiano no caiga en tentaciones y mediante la cual manifestamos nuestros anhelos a Dios.

Si no perseveramos en esta práctica habitualmente, nuestra vida espiritual se enfría y comienza a ser más susceptible al pecado. Actualmente, muchos creyentes dejen de lado el acto de hablar con Dios debido a las dificultades cotidianas que atraviesan y esto es un verdadero peligro.

El pastor John Piper explica a los cristianos una sugerencia para la oración en su vida diaria. “Separe un horario y un lugar cada día y no los deje por nada”, señaló. El pastor aún destacó que el diablo jamás se cansará de intentar impedir la oración. “El diablo derrota la mayoría de las oraciones antes de que suceda”.

Además, destaca: “Eso es porque no hicimos un plan”. Él habla de sus propias experiencias. “Si no planeamos, créeme, he estado en ello desde hace mucho tiempo. El diablo me odia a mí y a mi vida de oración. “Usted ni siquiera imaginaría cuántas cosas buenas me impiden orar”, subrayó.

El pastor menciona que en realidad no son los deseos pecaminosos lo que genera el olvido de la oración. “Pecado no. El pecado no me impide orar. La rectitud me impide orar. Respondiendo ‘e-mails santos’ y otras ‘cosas santas’. “Lea sólo una noticia importante y luego utilice el resto del tiempo para orar”, sugirió.

Usted debe haberlo experimentado. ¿Cuantas veces pretende orar y casualmente se presentan situaciones que interrumpen su oración? “No es el mal que nos hace dejar de orar. Son las cosas buenas y él (el diablo) es muy astuto. Entonces, elige un lugar y un horario y aparece “, señaló el pastor.

Por lo que orar es un tremendo privilegio. Si usted no se beneficia de ese privilegio, de participar con Dios para transformar las cosas a su alrededor, que no van a suceder si usted no ora, entonces usted está actuando como un tonto”, concluyó.

Permanecer alertas es una ayuda para saber cual es el camino a tomar. Aunque alla ofertas muy tentadoras, usted debe asegurar su tiempo con Dios cada día para permanecer firme.

comments