El líder de la oposición venezolana, Juan Guaido, convocó el sábado a ciudadanos de todo el país a viajar a la capital, Caracas, para protestar contra el presidente socialista Nicolás Maduro, ya que el peor apagón del país en décadas se prolongó por tercer día consecutivo.

Guaido, el líder del congreso de oposición que invocó la constitución para asumir una presidencia interina en enero, dijo a los partidarios en el sudoeste de Caracas que el gobierno de Maduro “no tiene manera de resolver la crisis eléctrica que ellos mismos crearon”.

“¡Toda Venezuela, a Caracas!” Guaido gritó mientras estaba de pie sobre un puente, sin decir cuándo se llevaría a cabo la protesta planeada. “Los próximos días serán difíciles, gracias al régimen”.

Los activistas se enfrentaron a la policía y las tropas antes del mitin, con la intención de presionar a Maduro en medio del apagón, que el gobernante Partido Socialista calificó como un acto de sabotaje patrocinado por los Estados Unidos, pero los críticos de la oposición se burlaron de él como resultado de dos décadas de mala gestión y corrupción.

Docenas de manifestantes intentaron caminar a lo largo de una avenida en Caracas, pero la policía los llevó a la acera con equipo antidisturbios, lo que los llevó a gritarles a los oficiales y empujar sus escudos antidisturbios. Una mujer fue rociada con spray de pimienta, según una emisora ​​local.

El poder se encendió y apagó en partes de Caracas el sábado por la mañana, incluido el palacio presidencial de Miraflores, según testigos de Reuters. Seis de los 23 estados del país aún carecían de poder a partir del sábado por la tarde, dijo el vicepresidente del Partido Socialista, Diosdado Cabello, en la televisión estatal.

“Todos estamos molestos porque no tenemos electricidad, ni servicio telefónico, ni agua, y ellos quieren bloquearnos”, dijo Rossmary Nascimiento, de 45 años, nutricionista en el mitin de Caracas. “Quiero un país normal”.

En una marcha en competencia organizada por el Partido Socialista para protestar por lo que se llama el imperialismo estadounidense, Maduro culpó a los cortes de “ataques electromagnéticos y cibernéticos dirigidos desde el extranjero por el imperio”.

“El ala derecha, junto con el imperio, ha apuñalado el sistema eléctrico, y estamos tratando de curarlo pronto”, dijo.

Varios cientos de personas se reunieron en el mitin en el centro de Caracas para una marcha para denunciar las severas sanciones petroleras de EE. UU. Destinadas a cortar las fuentes de financiamiento del gobierno de Maduro.

“Estamos aquí, nos movilizamos, porque no vamos a dejar que los gringos tomen el control”, dijo Elbadina Gómez, de 76 años, que trabaja para un grupo activista vinculado al Partido Socialista.

CLINICAS IDLE

Julio Castro, médico y miembro de una organización no gubernamental llamada Doctors For Health, tuiteó que un total de 17 personas murieron durante el apagón, incluidas nueve muertes en salas de emergencia.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente las muertes o si podrían haber resultado del apagón. El Ministerio de Información no respondió a una solicitud de comentarios.

Las clínicas en el sofocante estado occidental de Zulia, que sufre apagones regionales crónicos, habían reducido las operaciones después de casi 72 horas sin electricidad.

“No estamos ofreciendo servicios y no tenemos pacientes que se queden aquí porque el generador no funciona”, dijo Chiquinquira Caldera, jefa de administración de la clínica de San Lucas en la ciudad de Maracaibo, mientras jugaba a un juego de chinos. Damas con doctores que esperaban poder para regresar.

Venezuela, que ya sufría de hiperinflación y escasez de bienes básicos, ha estado sumida en una gran crisis política desde que Guaido asumió la presidencia interina en enero, calificando a Maduro de usurpador después de las elecciones de 2018, que Maduro ganó, pero fue ampliamente considerado como fraudulento.

Maduro dice que Guaido es un títere de Washington y rechaza su reclamo de la presidencia como un esfuerzo del gobierno de los Estados Unidos, Donald Trump, por controlar la riqueza petrolera de Venezuela.

El ex alcalde y exiliado activista de la oposición Antonio Ledezma invitó el sábado a Guaido a buscar la intervención de las Naciones Unidas en Venezuela invocando un principio conocido como “responsabilidad de proteger”.

La doctrina de los Estados Unidos, a veces conocida como R2P, fue creada para prevenir asesinatos en masa como los de Ruanda y Bosnia y coloca la responsabilidad de la comunidad internacional para proteger a las poblaciones de los crímenes de lesa humanidad y la limpieza étnica.

“El presidente @jguaido, (usted debe) solicitar formalmente la Intervención Humanitaria, aplicando el concepto de R2P, para detener el exterminio, el genocidio y la destrucción de lo que queda de nuestro país”, escribió Ledezma a través de Twitter.

En el mitin de la oposición, Guaido dijo que no invocaría un artículo de la constitución venezolana que permitiera al congreso autorizar operaciones militares extranjeras dentro de Venezuela “hasta que tengamos que hacerlo”.

“Artículo 187 cuando llegue el momento”, dijo Guaido. “Necesitamos estar en las calles, movilizados. Depende de nosotros, no de nadie más”.

Trump ha dicho que una “opción militar” está sobre la mesa con respecto a Venezuela, pero los vecinos latinoamericanos se han opuesto enfáticamente a una intervención de los Estados Unidos como una forma de abordar la situación.

comments