Mundo Sociedad 

Ex-lesbiana critica el silencio de la iglesia sobre homosexualidad “Jesús hablaba la verdad”

Muchos pastores se sienten limitados para hacer frente a cuestiones como la homosexualidad en el púlpito, según la investigación publicada en enero por el Grupo Barna. Sin embargo, esa actitud que abarca no sólo a los líderes religiosos, como los cristianos en general, fue cuestionada por la autora Janet Boynes, que en el pasado fue lesbiana.

En el caso de los niños que se someten a cirugía de cambio de sexo y la promoción de la ideología de género en la sociedad, Boynese se pregunta: ¿Por qué la iglesia es tan silenciosa?

“Jesús no tenía vergüenza de hablar la verdad. Él entró en la sinagoga sin vacilación y se volvió las mesas de los cambistas cuando estaban equivocados (Marcos 11:15). Juan Bautista habló contra el adulterio de Herodías (Mateo 14: 3-4). Sin embargo, mientras la crisis de identidad de género crece y se convierte en una epidemia, la iglesia continúa, como de costumbre, indiferente “, dijo en un artículo en el sitio Charisma News.

Boynese cree que el silencio también lleva un mensaje. “Cuando no decimos nada, en realidad estamos hablando mucho. Las iglesias están haciendo conferencias, grandes eventos y cultos, sin ninguna representación en el gobierno o sistemas escolares. Los miembros de la iglesia permanecen desinformados o apáticos sobre las tendencias actuales a su alrededor. Parece normal, a ver que los estados están queriendo añadir género “X” a los documentos legales “, ha apuntado.

La autora defiende que es necesario llevar un mensaje de redención al mundo. “Cuando no decimos nada, pasamos el más claro mensaje de que no creemos que Dios pueda amarlos y transformarlos por completo. Es como si Jesús nunca nos hubiera llamado para ir al mundo y predicar el Evangelio a los perdidos. Si nos sentamos sin decir una palabra mientras el mundo aumenta el volumen, estamos diciendo que nuestro Dios no tiene poder para cambiar la vida de las personas “, evalúa.

Ella alienta a las personas que creen en el poder transformador de Dios a involucrarse en las esferas públicas de la sociedad. “Proteja la inocencia de sus hijos participando en las entidades que toman decisiones sobre el currículo y el sistema educativo. Nuestra voz debe ser escuchada. La verdad de la Palabra de Dios es lo suficientemente poderosa para permanecer firme. Necesitamos salir de nuestra zona de confort y clamar por justicia. El patrón sigue siendo la santidad y nunca debemos dejar de expresarla. Si no decimos algo contra ese mal, ¿quién lo hará? “.

comments

Related posts

Leave a Comment