¡Está abierta oficialmente la temporada de cacería a los cristianos en China! Es así como se puede definir la más nueva táctica de persecución religiosa implementada por el Partido Comunista Chino (PCC), que ahora está ofreciendo recompensas en dinero para quien denuncia la existencia de iglesias domésticas del país.

La organización Bitter Winter obtuvo documentos que comprueban la oferta de valores en dinero para quienes denuncian a los cristianos en China. Uno se obtuvo en un sub-distrito en la ciudad de Nanyang en Henan, que contiene la información que los sitios deben suprimir Jiao Xie , o “enseñanzas heterodoxas”.

Xie Jiao es una expresión utilizada para clasificar toda religión que es una amenaza al régimen comunista chino. Según Bitter Winter, eso forma parte de la nueva “revolución cultural” china, similar a la que ocurrió entre los años 1966 y 1976.

En aquella época, el Partido Comunista Chino exterminó toda forma de cultura tradicional de China, imponiendo apenas las prácticas e ideologías del PCC como regla de conducta y pensamiento cultural.

Con el paso de los años, hubo mayor flexibilidad en China, acompañando el modelo de capital abierto. Sin embargo, en el actual gobierno de Xi Jinping, se cree que está habiendo el resurgimiento de esa versión aún más autoritaria del régimen, viniendo de ahí el cierre de iglesias en los últimos años y la intensificación de la persecución religiosa a los cristianos.

En la fachada de la oficina del Comité de la Aldea Caizhuang, en el distrito de Mangzhongqiao, parte del condado de Yucheng, en la provincia de Henan, región centro-norte de China, hay una caja de hierro colgada, donde está escrito: “Caja de informe de creencias religiosa “.

Cajas de hierro esparcidas por China para recoger denuncias contra los cristianos

La intención es que los habitantes depositen en esas cajas sus denuncias. “El gobierno municipal emitió esas” cajas de información “para cada aldea”, dijo un informante local, según Bitter Winter. “Las autoridades están emprendiendo una represión contra las creencias religiosas y las personas en la aldea están prohibidas de creer en Dios”.

En otra caja, ubicada en el comité de la aldea de Chenzhuang, en el municipio de Mangzhongqiao. El texto dice: “Caja para relatar lugares privados (reuniones) y actividades misioneras”, informando el número de teléfono para denuncias: “4431919”.

El informante puede recibir una recompensa de 200 a 1.000 RMB (alrededor de US $ 30 a US $ 150), o, si como resultado de la denuncia hay un impacto aún mayor para el cierre de iglesias, el valor puede ir de 5.000 a 10.000 RMB ($ 750 a $ 1.500), según el informe.