Un bebé recién nacido que fue declarado muerto en la mesa de partos milagrosamente volvió a la vida 28 minutos después. Robin Cyr dio a luz a su cuarto hijo en Halifax, Nueva Escocia, pero le dijeron que la niña había muerto por estar encajada en el canal de parto durante el parto.

Los médicos trataron de revivir al bebé durante 25 minutos sin éxito. Pero unos minutos después, una enfermera dijo que el bebé había comenzado a respirar de nuevo. Un cirujano le dijo a la familia de Cyr que no tenía ninguna explicación para la recuperación aparentemente imposible, diciendo que era un milagro.

comments