Donald Trump ha sido noticia en una nueva oportunidad, cuando impactó a su audiencia luego de ratificar su desacuerdo frente a las leyes contra el derecho a la vida, y acompañando la idea diciendo que su fe está puesta en Dios y asegurando que nunca los “decepcionará”.

Trump se pronunció frente a la Cámara de Legisladores diciendo que los “niños nacidos o no, son engendrados a la imagen de Dios” y sostiene la idea de construir una cultura que respete la la santidad que trae una vida inocente: “Toda vida es sagrada y cada alma es un precioso regalo del cielo. Como dice el Señor en Jeremías: “Antes de formarte en el vientre te conocí, antes de que nacieras, te aparté”, expresó el presidente a la multitud.

Mientras continuaba con su discurso, Trumo recordó el caso de Grayson Watkinson, un bebe prematuro que nació con solo 24 semanas de gestación, en medio de una tormenta de nieve en Virginia, pesando solo 1 libra; aunque los médicos tenían poco esperanzas, el bebé fue evolucionando favorablemente con el correr de los meses.

El presidente citó este ejemplo de vida, fe y esperanza, reconociendo la mano de Dios en su creación. Además, mencionó las palabras de la madre del pequeño Nikki, diciendo que si está en esta tierra es con un propósito especial, como cada vida que viene a este mundo.

Así mismo el presidente manifestó su apoyo a la prueba de amor sostenida en el acto de adopción sosteniendo y explicó que la administración de su gobierno está trabajando para dar garantía a las agencias de adopción las cuales deben ayudar a los niños más vulnerables y hallar una familia que les brinde contención pero que estén basadas en una misma fe.

Finalmente, el presidente concluyó su mensaje citando las Escrituras dando aliento a todos los cristianos al mencionar Juan 16:24: “Como Jesús promete en la Biblia, pide y recibirás y tu gozo se completará”.

Fuente Familia Cristiana

comments