Las iglesias continúan creciendo en un país del Norte de África, donde el extremismo islámico oprime a aquellos que practican la fe cristiana.

Reportado por el proyecto “people on the ground”, de la red cristiana de televisión satelital “SAT-7″‘, el reciente boletín de la organización sigue detallando algunas de las condiciones más reales y amenazadoras en las que viven los creyentes en esa región del continente africano.

“No podemos celebrar la cena regularmente en cualquier lugar”, explicó un cristiano de Argelia. “Sería muy peligroso y atraería la atención de las autoridades, estamos siempre vigilados, siempre cambiamos nuestros lugares de reunión, usando rutas diferentes, todos estamos siempre vigilantes”.

“Nos confrontan: ¿quién es tu maestro? ¿Dónde están tus Biblias? ¿Quién es tu pastor? Eres ilegal, propagando enseñanzas falsas e ilegales. ¡ Muéstrenos su licencia para enseñar! ¡ No estás registrado! Usan amenazas e intimidaciones. Por ninguna razón, nuestros maestros y pastores son detenidos. Desaparecen por días, semanas o nunca se vuelven a ver”, agregó.

Pero ni siquiera toda esta opresión ha sido suficiente para detener el avance del Evangelio en la región. Las iglesias continúan bautizando a cientos de personas y fortaleciéndose con cada obstáculo superado.

“El crecimiento de la iglesia ha sido fuerte en mi país”, dijo otro cristiano argelino. “Pero recientemente las iglesias fueron sometidas a una represión gubernamental, con varias de ellas cerradas. Cada tres meses, nuestra Iglesia realiza un bautismo, a veces para más de 100 personas. Así que el gobierno cerró nuestra iglesia, junto con otros cuatro. Pero eso no detiene el trabajo, porque cuanto más problemas y persecuciones enfrentan las iglesias, más fuertes son

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here