Los cienticos expertos comunicaron que esta alerta se trata de una tormenta geomagnéticas G1 y G2, considerada como moderada, a desatarse en los próximos días a raíz de una enorme Eyección de Masa Coronal (CME) o una gran cantidad de gas caliente denominado como plasma, el cual es liberado por la estrella de nuestro sistema.

Los investigadores esperan que cuando de comienzo su efecto podrá alcanzar una duración de 3 días aproximadamente, aunque no hay certezas. Mientras tanto, los científicos se preparan y están alertas esperando el fenómeno.

Los expertos señalan: “Estas tormentas son el resultado de variaciones en el viento solar que produce grandes cambios en las corrientes, plasmas y campos de la magnetosfera de la Tierra. La misma podría afectar los satélites y, por lo tanto, amenazar las telecomunicaciones”.

Como consecuencia, han destacado que estas tormentas geomagnéticas menores también afectan a los animales migratorios confundiendo su rumbo que dependen del campo magnético de la Tierra para su navegación correcta.

Además, se prevee que el fenómeno conocido como auroras boreales puedan extender su alcance y traspasar el Círculo Ártico lo cual permitiría que se observe desde lugares como Nueva York, entre otros.

comments