La falla de San Andrés se encuentra lista para provocar un gran terremoto según Thomas Jordan, director del Centro Sísmico del Sur de California. El científico mencionó en 2017 que la última vez que esta falla tuvo una gran actividad fue en 1857 en el sur de California cuando un terremoto de 7,9 grados se extendió por más de 280 kilómetros.

Desde entonces la falla de San Andrés ha estado tranquila y cargada de energía que en cualquier momento podría ser liberada, provocando uno de los llamados megaterremotos. Científicos dijeron luego de algunos estudios que, cada 100 años las placas se ajustan y liberan la fuerza sometida entre ellas, mientras tanto la tensión se acumula desde hace un siglo en esta falla.

De acuerdo con cálculos de los expertos, un terremoto de gran magnitud se registra, en promedio, cada 100 a 120 años. El más fuerte en la historia de California fue de 7.9 grados y se registró hace 162 años, el 9 de enero de 1857, en Fort Tejón, al norte del condado de Los Ángeles. Debido a lo poco poblado del área, el sismo solo dejó una víctima, informó Telemundo.

Thomas Jordan señaló para Los Angeles Times que existe la posibilidad de que la tensión de la falla de San Andrés genere un terremoto de magnitud 8 en la escala de Richter. En dado caso de que sucediera, agitaría por 2 minutos el sur de California, los valles de Coachella y Antelope, Inland Empire y lo más preocupante es que impactaría en Los Ángeles, al ciudad con más población de Estados Unidos.

Por si fuera poco, los científicos centran su atención en la sección sur de la falla de San Andrés, ya que un sismo no se origina ahí desde hace casi 300 años, además que a través de estudios geológicos descubrieron quecada 150 años origina un megaterremoto.

El Servicio Geológico de Estados Unidos realizó un informe en 2008 en el que detalla que un terremoto superior a los 7 grados de magnitud en la sección sur de la falla de San Andrés, traería como consecuencia cerca de 2 mil muertos y 50 mil heridos.