Un pequeño terremoto de magnitud 4,4 en la escala Richter en Israel, que pasó desapercibido, fue otro de los fenómenos interpretados por el rabinoFish como una “señal del Mesías prometido el útero del planeta”.

Según el rabino, que es estudioso y experto en pistas del fin de los días, al reinterpretar
datos notó que ellos indican que ese terremoto muestra un verdadero cambio que esta a
punto de ser revelado: el nacimiento del Mesías.

Conocido por sus profecías apocalípticas, el rabino Fish explicó el significado detrás de esa
conexiones místicas. “La sangre comienza cuando el embarazo termina y el parto
dijo. “El terremoto estaba en el océano, que simboliza el útero”.

“El terremoto el miércoles marcó el final del período de espera”, dijo el rabino. “Fue
oficial del inicio del nacimiento del Mesías”.

El rabino observó que la palabra por misericordia es “rachamín”, derivada de la palabra
“rechem” (útero).

“Este es el período final en que la gente puede hacer el shuvah (arrepentimiento
literalmente ‘retorno’), dijo Fish. Después de eso, no habrá piedad, porque es el fin del tiempo en el útero, el tiempo que vivimos en rachamín”.

El rabino Fish observó que la naturaleza es el aspecto de Dios reflejado en su nombe
“Elohim”, que se refiere  al atributo de juicio de Dios. Las catástrofes naturales deben aparecer
al final de los días para mostrar este aspecto del juicio, a fin de que las persona
arrepientan y regresen a Dios.

comments