Ya en el desierto de Aravá en el sur de Israel se ha visto, los árboles de argán y peces sostenibles prosperan en algunos de los entornos más duros!

El desierto es como su nombre lo indica, es muy poco probable que haya fruto o algo diferente a arena caliente y animales que de este tipo de temperatura. El desierto de Aravá es una zona árida de Israel en donde caen unos 25 mililitros de agua al año y posee un clima extremo. Y algo muy bueno y que llena de alegría es que a pesar de ello, representa el 60 por ciento de las exportaciones de vegetales frescos de Israel.

La Agencia Judía de Noticias (AJN), Samantha Levy publica una joven colombiana y funcionaria del Consejo Regional de Aravá (CRA), expresa que han logrado hacer del desierto un espacio apto para la agricultura y además de esto un centro de estudios para todos aquellos que desean aprender la mejor manera desaprovechar el agua para los cultivos.

El cumplimiento de la profecía se hace visible en el desierto de Aravá, con casi 50 grados en verano, se está convirtiendo en tierras cultivables llenas de vegetación y vida.

La experta señaló que “Un agricultor va a tener un gran apoyo acá y es tan sencillo como saber qué cantidad de luz, humedad y tierra necesita una planta para tener una mejor productividad. Este territorio enseña al mundo cómo cultivar”.

Glroria a Dios por estos acontecimiento, lo mejor de todo es que sabemos que Jehová de los ejercirtos ama a la nacion de Israel y nosotros como pueblo de Dios debemos bendecir el puedo de Israel. De algo si estamos seguro, Dios es mas grande, otros dirán Dios mi Señor, Dios es el Centro, aleluya Dios no está muerto. Con información de Noticias de Israel

comments