Hace un tiempo, el Papa Francisco dio una misa en la Casa Santa Marta, donde explicó la
relación entre el discípulo y Cristo el Buen Pastor.

Lo más llamativo de su mensaje a sus fieles, es que afirmó que un Cristiano es huérfano si no reconoce a la Virgen María como su madre.

Esta declaración generó mucha polémica ya que incluye a cualquiera que sea Cristiano. A
su vez enfatizó una de las grandes diferencias entre los que creemos en Cristo como Señor
y Salvador, y los que creen en la Iglesia Católica, cuya fe se centra en afirmar que la virgen
María es intercesora ante Dios y madre de los creyentes.

El Papa indicó a los jóvenes que la vocación se busca como un niño, sostenidos de la mano
de “nuestra madre, la Virgen María”.

“Para hacer el ‘test’ de una vocación cristiana correcta, hace falta preguntarse: ‘¿Cómo está
mi relación con estas dos Madres que tengo?’, con la Madre Iglesia y con la madre María”.

Francisco confesó que “cuando un cristiano me dice que no ama a la Virgen, que no le sale
el buscar a la Virgen, a rezarle, me entristece”

comments