El ébola se ha extendido a la ciudad congoleña de Goma, que tiene una población de más de un millón de personas, ya que el virus continúa devastando la región.

La víctima es un pastor que llegó a la ciudad en autobús después de visitar Butembo, una ciudad situada a unos 200 kilómetros al norte en el centro del brote.

Había estado predicando en una iglesia donde habría tocado a los fieles ‘incluyendo a los enfermos’, dijo el domingo el ministerio de salud del país.

Las autoridades han instado a las personas a mantener la calma después de que el gobierno dijo que las posibilidades de propagación del virus eran “bajas”.

Pero las tensiones son altas y dos trabajadores de la salud fueron asesinados en sus hogares durante el fin de semana.

Los expertos han dicho que la escalada fue “inesperada” y debería servir como un recordatorio para que la Organización Mundial de la Salud declare una emergencia mundial.

En este, el segundo peor brote en la historia, 1,665 personas murieron de ébola desde agosto del año pasado.

Los síntomas del predicador comenzaron el martes después de que saliera de Butembo en autobús el viernes y llegara a Goma el domingo, dijo el ministerio de la RDC. 

Los otros pasajeros, 18 en total, y el conductor serán vacunados contra el ébola hoy, dijo el ministerio. No está claro dónde se está reteniendo al paciente. 

“Dado que el paciente fue identificado rápidamente, al igual que todos los pasajeros del autobús de Butembo, el riesgo de propagación de la enfermedad en la ciudad de Goma es bajo”, dijo el ministerio.

comments