En un intento forzoso de que las personas de fe se ajusten a la cultura permisiva y progresista, los legisladores del estado de California han culpado a los religiosos por muchos de los problemas que enfrentan las personas que viven en la comunidad LGBT hoy, incluyendo el suicidio.

por tal motivo fue aprobada recientemente una resolución por la asamblea estatal, la cual expresa lo siguiente: “La Legislatura llama a todos los californianos a aceptar los beneficios individuales y sociales de aceptar a la familia y la comunidad” de las personas LGBT.

El documento responsabiliza a las personas de fe por contribuir a las altas tasas de suicidio entre la comunidad gay , lesbiana, bisexual y transgénero.

“El estigma asociado con ser LGBT, a menudo creado por grupos sociales, incluidos terapeutas y grupos religiosos, ha provocado tasas desproporcionadamente altas de suicidio, intento de suicidio, depresión, rechazo y aislamiento entre LGBT y cuestionamiento de personas”, dice el proyecto.

Por tal motivo,  esta declaración presentada como un hecho, la Legislatura de California está tratando de forzar a las personas religiosas a estar de acuerdo y apoyar a la comunidad LGBT, incluso si tienen fuertes convicciones personales que los alejarían de ella.

La acción política es meramente una resolución, no legalmente vinculante. Esto, sin embargo, indica un cambio serio hacia la vigilancia de los sistemas de creencias que mantienen millones de estadounidenses.

“No podrían criminalizarlo, pero podrían destruir su reputación y su vida”, dijo el federalista Glenn Stanton, señalando que la resolución “aumentará la apelación para que se convierta en ley aplicable”.

Además, para ser claros, no existe evidencia sólida para apoyar la idea de que los grupos religiosos son una causa directa de suicidio en la comunidad LGBT.

“Simplemente, cualquiera que afirme que las respuestas familiares y la educación religiosa causan suicidio carece de pruebas científicas”, agregó Stanton.

comments