El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump visitaron Ohio y viajarán a Texas más tarde este miércoles para visitar a sobrevivientes y familiares de las víctimas de los tiroteos.

El presidente no hizo ningún comentario público durante su visita y en su lugar se reunió con profesionales médicos, personal de primeros auxilios y algunas víctimas y familiares a puerta cerrada en el Hospital Miami Valley.

Trump ahora está en camino a El Paso, donde se espera que se encuentre con un grupo similar de personas afectadas por el tiroteo del fin de semana allí. Se trata de un vuelo de 3 horas.

Al menos 31 personas fueron asesinadas en las dos ciudades en tiroteos masivos durante el fin de semana.

Algunas de las personas que se reunieron para la visita del presidente Trump a Dayton llevaban carteles que decían: Bienvenido a Toledo.

Al menos un cartel de protesta decía: “Presidente Cheeto, no somos Toledo”.

El lunes, mientras hablaba de los tiroteos masivos en Texas y Ohio, el presidente Trump identificó erróneamente la ciudad donde tuvo lugar uno de los ataques mortales.

Trump ofreció oraciones por “los que perecieron en Toledo”. El tiroteo en Ohio tuvo lugar en Dayton, que está a unos 150 kilómetros al sur de Toledo.

comments