El pasado domingo, hombres armados abrieron fuego contra el vehículo de la familia pastoral y mataron al pastor Henry*. Aunque su hijo pudo escapar, no se puede decir lo mismo de la esposa. El incidente fue confirmado por Joseph, un residente del lugar.

Además la policía y las autoridades no han confirmado el asesinato a pesar de las llamadas de los periodistas. La Asociación Cristiana de Nigeria ha condenado el asesinato del pastor, quien dirigía la iglesia Living Faith en Kaduna.

Por su parte, el portal de noticias Daily Post Nigeria pronunció su opinión: “Esta acción nos dice que la nueva tendencia es atacar a los hogares. ¿Dónde están nuestras autoridades?”.

Este ano a habido enfrentamiento entre los ladrones y militantes islámicos, las comunidades agrícolas cristianas en Kaduna perpetrados por radicales fulani, miles han muerto y cientos aún se encuentran desaparecidos.

Muchos cristianos en Nigeria han sido asesinados o atacados por bandidos islámicos que odian a los cristianos. Nigeria es el duodécimo peor país del mundo en lo que respecta a la persecución cristiana, según la Lista Mundial de Vigilancia 2019 de Open Doors USA.

(*) Henry, nombre modificado por seguridad de la familia.
Fuente Impacto

comments