La esposa de un traductor de la Biblia que fue asesinado por terroristas fulani en Camerún se está recuperando después de una parte del brazo cortado.

Según Efi Tembon, una misionera del ministerio de la Red Oasis para la Transformación Comunitaria, Eveline Fung, viuda del traductor de la Biblia Angus Fung, se encuentra estable y habla nuevamente después de un ataque a su ciudad natal a fines de agosto.

“Todavía está en el hospital, pero está mejorando”, dijo Tembon. “Ella perdió su mano, pero estará bien”.

Eveline recibió una transfusión de sangre en un hospital local.

“Emocionalmente, todavía es una situación muy traumática para ella”, agregó el misionero. “Ella también tendrá que someterse a una recuperación del trauma”.

Tembon informó la semana pasada que los hongos estaban entre las víctimas de un ataque de extremistas fulani en la ciudad de Wum, asolada por la violencia en Camerún.

Tembon, quien trabajó en el ministerio Wum en el pasado, dijo que los jóvenes de la comunidad pastoral de Fulani están siendo armados por terroristas y se les ordenó atacar a los residentes de la granja que apoyan a los grupos rebeldes contra el gobierno.

Los rebeldes separatistas luchan por la libertad, ya que los de la región de habla inglesa se sienten subrepresentados en el gobierno central francés de habla mayoritaria.

Angus Fung, que tenía más de 60 años, era un líder comunitario y desempeñó un papel vital en la traducción del Nuevo Testamento al idioma Aghem, un proyecto completado en 2016. Tembon dijo que Fung fue torturado hasta la muerte por un hombre con un machete

“Fue una gran parte del trabajo de alfabetización porque su idioma nunca se había escrito antes”, dijo Tembon. “Entonces él fue quien coordinó y enseñó el idioma. Ahora muchas personas pueden leer y escribir el idioma como resultado del trabajo de Angus “.

Además de Fung, Tembon dijo que una pareja que había huido de sus hogares después de los ataques militares en su aldea y se quedaba en la casa de Fung en Wum también murió en el ataque del 25 de agosto. Si bien Tembon informó inicialmente que siete murieron en el ataque de Wum, le dijo a Christian que la cifra de muertos es en realidad seis víctimas.

“Irrumpieron en casas y sacaron gente”, dijo la semana pasada. “Atacaron de noche y nadie esperaba. Simplemente entraron en la casa, los sacaron y los mataron. “

Tembon explicó que no cree que Eveline Fung, que tiene cinco hijos de entre 3 y 22 años, pueda regresar a casa debido al trauma que sufrió.

Su organización, señaló, envió dinero para ayudar a pagar los costos médicos y de alimentos. Además, Tembon está tratando de organizar el apoyo para que Fung pueda huir del país, posiblemente a Nigeria.

“Será muy traumático para ella regresar a casa, donde fue masacrada y su esposo fue asesinado junto con todas estas personas”, dijo. “Estamos pensando en qué hacer”.

Desde el año pasado, según Tembon, al menos 23 personas en Wum han muerto en ataques de extremistas fulani.

comments