Durante las protestas en Chile La iglesia Bendecidos para Bendecir” y el canal “Gracia TV” fueron incendiados a su totalidad  por anuncios económicos indignantes para la población.

Lo único que resistió las fuertes llamas fue una Biblia perteneciente al extinto canal de televisión. “Nosotros fuimos afectados por el incendio. Ahí mismo teníamos los estudios de Gracia TV y unas oficinas, nuestro control máster también. Y la oficina que yo ocupaba en aquel lugar, fue destruida totalmente…”, expresó Josué Soto, director de Gracia TV.

Allí mismo, visitando lo que quedó de su trabajo, se encontró intacta una edición de la Biblia que el conservaba en su escritorio.“Esta Biblia estaba en mi escritorio el cual fue destruido totalmente. Coloqué  por ahí una foto y dije que esta era una señal de Dios para mi vida. (La Biblia) está llena de hollín, pero mire el agua y todo esto, está intacta, está negra y tiene de todo, pero está utilizable”, contó.

“Es para mí una señal de Dios, que Dios tiene algo especial para mi vida, soy su hijo. Y creo también es, no sé, llamarlo como un trofeo, algo que significa que esto es para seguir compartiendo la Palabra del Señor y a través de los medios de comunicación”, agregó.

“Es poder seguir compartiendo un mensaje de paz, un mensaje de bendición. Y especialmente para Chile, en estos tiempos difíciles poder decir que hay una respuesta y esa respuesta es Jesucristo”, indicó.

Actualmente, tanto la iglesia como el canal no se han recuperado del incendio y han iniciado una campaña para recaudar fondos para la restauración de ambos lugares.

comments