La mega Iglesia Lakewood que pastorea Joel Osteen experimentó momentos de tensión durante un servicio dominical después de que la policía recibió una denuncia anónima de que se había colocado una bomba en el templo.

La iglesia, que utiliza un antiguo gimnasio como templo, tiene una capacidad para 16,000 personas y recibe a más de 52,000 fieles durante la semana en diferentes servicios. El servicio de emergencia recibió la amenaza de bomba alrededor de las 12:00 p.m., cuando en el templo estaban terminando uno de los servicios dominicales.

Ante la amenaza de bomba, la iglesia canceló los otros servicios el domingo 27 de octubre, para que la vida de los fieles no fuera expuesta y a la vez permitirle a la policía escanear la escena.

Según , la persona que llamó y amenazó con la bomba dijo que estaba en el estacionamiento de la iglesia esperando que los fieles salieran y durante la evacuación dispararles.

La policía de Houston, Texas (EE. UU.) actuó rápidamente y logró evacuar el edificio, además de bloquear una carretera que pasa frente al templo. Al mismo tiempo, el escuadrón de bombas registró el edificio y concluyó que no había dispositivos explosivos después de unas pocas horas de investigación.

Al no encontrar ninguna bomba, y mucho menos un pistolero, la policía ahora está investigando quién hizo la amenaza llamando al 911 en caso de emergencia.

comments