Un recién nacido del Reino Unido conmovió a su nación tras la tierna reacción que tuvo después de despertar del coma gracias a la oración de sus padres. Hoy sonríe para dar fe de que Dios es un Dios de misericordias.

Michael Labuschagne, un bebé de 14 meses, había dejado de respirar durante una madrugada. Cuando sus padres, Emma y Stuart Labuschagne se levantaron al amanecer, se dieron cuenta de que la criatura había tenido un paro cardíaco.

Una vez en el hospital, los paramédicos intentaron estabilizar sus latidos del corazón e indujeron al bebé en un estado de coma para proteger su cerebro de un daño mayor. Tras los análisis, sus padres se dieron con la noticia de que Michael  tenía un fibroma cardíaco que bloqueaba el flujo de sangre a su corazón.

El tamaño del tumor era muy grande a comparación con el corazón del pequeño Michael. Luego de estar 5 días en coma, el bebé despertó y su primera reacción fue sonreír a sus padres al pie de la cama donde estaba. “Era un momento que nunca olvidaré. Oramos por mucho tiempo para que él esté bien y nos acompañe”, mencionó Emma a un canal de noticias.

Pero cada día es aún incierto para los padres, ya que hasta el momento no se puede eliminar el fibroma. Su condición es tan rara que la familia no ha encontrado un especialista que pueda extirpar el tumor de su corazón. “Mi hijo es un milagro viviente y nunca hemos perdido la fe en Dios. Él tiene todo bajo control”, agregó Emma.

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here