El pontífice insiste en crear el “ecopecado” o “pecado ecológico”, pues considera que esos comportamientos contra el medio ambiente son también “contra ellos”.

“Un sentido elemental de justicia implicaría que algunos comportamientos, de los cuales las empresas son generalmente responsables, no queden impunes. En particular, todos aquellos que pueden considerarse como ‘ecocidio’”, afirmó.

“Estamos pensando en introducir en el Catecismo de la Iglesia Católica el pecado ecológico, el pecado contra el hogar común”, anunció.

El papa ha considerado que el “ecocidio” tiene diferentes fases y en las que todas son condenables.

Francisco considera que este caso sea reconocido como “crimen contra la paz” y que debería ser de emergencia para la comunidad internacional.

“En esta circunstancia, y a través de ustedes, me gustaría hacer un llamamiento a todos los líderes y representantes en el sector para que contribuyan con sus esfuerzos a garantizar una protección legal adecuada de nuestro hogar común”, añadió.

comments