En los países donde el Islam es la religión oficial del estado, una de las principales acusaciones que los cristianos y otras minorías religiosas enfrentan injustamente es la ” blasfemia “. Fue por eso que una familia cristiana fue casi asesinada después de que una multitud de musulmanes se formara para castigar lo que se consideraba una afrenta a la doctrina creada por Mahoma.

Este caso ocurrió en Railway Colony, Wazirabad, en la República Islámica de Pakistán. Aftab Masih, de 42 años, su esposa y sus cinco hijos fueron acusados ​​de blasfemia porque el patriarca familiar impidió que un musulmán de 18 años tratara de persuadir a sus hijos de 12 y 5 años para que se convirtieran al Islam.

Afortunadamente, tanto la policía local como algunos clérigos islamistas intervinieron en la situación, evitando que ocurriera el acto brutal. El caso luego fue llevado a juicio por Asif Hazarvi, líder de Jamiat Ulema-e-Pakistan (JUP), donde ambas partes pudieron presentar sus argumentos.

Aún así, la familia cristiana tuvo que abandonar su hogar por temor a los radicales . Fueron recibidos por un sacerdote, con quien esperan el resultado de la situación.

comments