En un intento de acercarse a los evangélicos, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves pasado (5) la creación de la Universidad Teológica Evangélica de Venezuela y la creación del Día Nacional del Pastor.

Con la iniciativa, Maduro dijo que el país abrirá sus puertas a los ” evangélicos de toda América”, según los medios locales.

Según Maduro, la nueva universidad, que estará encabezada por el Ministerio de Educación, será un “ejemplo para el mundo”. El Día Nacional del Pastor, establecido el 15 de enero, coincide con la fecha de nacimiento del pastor estadounidense Martin Luther King, uno de los principales líderes del movimiento de derechos civiles de los Estados Unidos.

El anuncio se realizó durante una reunión con el Movimiento Evangélico Cristiano para Venezuela, que no es reconocido por los pastores de las denominaciones pentecostales y tradicionales del país.

Sin embargo, los pastores venezolanos le han dicho a Infobae que no reconocen a los líderes religiosos que forman parte del Movimiento Evangélico Cristiano para Venezuela. Uno es el Pastor Manuel Sangronis, Director General de la Convención Nacional Bautista Venezolana.

“No pertenecemos ni estamos vinculados a este movimiento que estuvo en el acto con el presidente Nicolás Maduro. La denominación cristiana bautista no es responsable de lo que hicieron y de lo que se comprometieron con este evento. No nos sentimos parte de este grupo y no nos identificamos con ellos ”, dijo Sangronis.

El pastor se clasifica a sí mismo como “proeducación” pero tiene una visión cautelosa de la enseñanza teológica promovida por el gobierno venezolano. “El problema no es que sea una institución de educación teológica y una universidad. El problema es si será independiente y no estará ideológicamente cargado ”, señala.

El pastor de la primera Iglesia Bautista de Barquisimeto, Juan Antonio Guédez Corti, también dijo que no conoce a los líderes cristianos que estuvieron en el acto. “Los que acompañan a Maduro [en el evento] no son personas reconocidas en el mundo evangélico, no sabemos quiénes son y no representan a ninguna organización importante, en cualquier caso actúan por su cuenta”.

Corti reconoce que al comienzo de la llegada al poder del chavismo, “muchos evangélicos apoyaron a Hugo Chávez”, pero con el tiempo se entendió que sus principios eran anticristianos. “El nuevo hombre para los cristianos es la transformación espiritual, mientras que el nuevo hombre para el socialismo es la transformación en una sociedad formada por sus caprichos”.

comments

1 COMMENT

Comments are closed.