En Lincolnshire, un condado en el este de Inglaterra, un grupo de satanistas ha invadido repetidamente la iglesia para realizar rituales que involucran sacrificios de animales.

Según la información de The Telegraph, una iglesia en el área rural de St. Botolph sirvió como escenario para rituales con gallinas a las que les cortaron la garganta.

Además, los residentes locales informaron que se dibujaron pentagramas en el sitio con anillos de velas y círculos mágicos formando sal, algo común en los rituales satánicos.

La iglesia centenaria es un edificio medieval y se encuentra en la misma región que un cementerio que tenía varias lápidas rotas.

En Inglaterra se están investigando varios rituales satánicos, incluidos los ataques contra ovejas y ganado , incluido un caso que ocurrió en el Parque Nacional New Forest, cuando también se pintaron un pentagrama y el número 666.

comments