China estableció nuevas restricciones para las actividades religiosas, llamadas “Medidas de control para grupos religiosos”, el documento tiene 41 nuevas reglas que abordan varios puntos, desde la realización de rituales hasta la selección de líderes y reuniones anuales, contratación de empleados y gestión de fondos.

Quienes siguen asuntos relacionados con la Iglesia Perseguida saben que China se encuentra entre los países que más persiguen a los cristianos y otras creencias religiosas.

Dirigido por el Partido Comunista de China (PCCh), se han tomado varias medidas políticas para colocar al partido y al presidente, Xi Jinping, como “dioses”, anulando la libertad religiosa.

Mientras las iglesias cristianas están siendo demolidas, los musulmanes son llevados a campos de concentración para aprender a adorar al PCCh. Los más pobres, que reciben ayuda financiera del gobierno, están obligados a tomar símbolos religiosos de puntos destacados en sus hogares y colocar la foto del presidente.

Con las nuevas reglas, está prohibido, por ejemplo, organizar un estudio bíblico, e incluso la versión de la Biblia que se usa en iglesias autorizadas debe ser la versión aprobada por el Partido que mezcla las Sagradas Escrituras con citas de Confucio y el presidente. Xi Jinping.

Según el New York Post , las “Medidas de control” son parte de la Nueva Revolución Cultural de Xi Jinping, cuyo objetivo es eliminar a todos los grupos religiosos que el Partido Comunista no puede cooptar y controlar.

“Un grupo religioso no puede llevar a cabo ninguna actividad”, advierte las nuevas reglas, “sin registrarse en la oficina de Asuntos Civiles y sin la aprobación de la oficina de Asuntos Religiosos del gobierno popular”.

Las nuevas reglas exigen que todos los “grupos religiosos” “divulguen los principios y políticas del Partido Comunista Chino, junto con las leyes y regulaciones nacionales, a todos sus empleados y seguidores religiosos” y “eduquen y guíen a todos los empleados y seguidores religiosos. para abrazar el liderazgo del Partido Comunista Chino, abrazar el sistema socialista, defender el camino del “socialismo con características chinas”. . . y mantener la política general de sinicización de la religión “.

Las iglesias que no están controladas por el gobierno e incluso Falun Gong se consideran grupos de culto heréticos y sus líderes y miembros son perseguidos y encarcelados.

Otros grupos se verán obligados a unirse a organizaciones religiosas que ya están controladas por el Partido Comunista.

comments