“Podemos confirmar que un ciudadano estadounidense de unos 60 años declarado portador del coronavirus murió en un hospital de Wuhan, en China, el 6 de febrero”, declaró a la AFP un portavoz de la embajada estadounidense. “Presentamos nuestras más sinceras condolencias a la familia”, dijo y añadió que no se harán más comentarios para preservar la privacidad de sus familiares.

Una persona con ciudadanía estadounidense murió del nuevo coronavirus en el epicentro de la epidemia en China, que este domingo llegó a 902 muertos y más de 40,000 infectados a nivel mundial, superando las víctimas fatales que causó el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS), según informaron las autoridades.

La Comisión Nacional de Salud de Hubei ha registrado además 2,618 nuevos casos de infectados en esta provincia del centro de China, cuya capital es Wuhan, foco de la epidemia.

El Departamento de Estado de Estados Unidos informó que ya son “más de 800” las personas evacuadas desde Wuhan. Las autoridades estadounidenses han confirmado hasta el momento 12 casos de coronavirus detectados en el territorio nacional. Al menos 15 estadounidenses fueron contagiados fuera del país, según cálculos de NBC News.

Por su parte, la oficina del gobernador de Nueva Jersey anunció este sábado que los cuatro ciudadanos chinos que fueron internados en un hospital de ese estado con posible coronavirus dieron negativo en los análisis realizados y serán dados de alta.

Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes, donde comenzó la epidemia de neumonía viral en diciembre, y la provincia de Hubei (centro de China), de la que es capital, han estado aisladas del mundo durante dos semanas por un cordón sanitario.

Después de que en la última semana se registraran las primeras dos muertes por el virus fuera de China, ocurridas en Hong Kong y Filipinas, este sábado Japón informó que un ciudadano de este país murió por una “neumonía severa” (una dolencia indicada entre los síntomas provocados por el coronavirus).

En tanto, el Partido Comunista chino enfrenta recriminaciones de la opinión pública por la muerte de un médico que fue amenazado por la policía después que alertó sobre la nueva enfermedad hace poco más de un mes.

En Japón se detectaron el sábado tres casos más entre los 3,700 ocupantes del barco Diamond Princess, para un total de 64. Todas las personas a bordo del crucero siguen bajo cuarentena por 14 días.

Tras el furor desatado en línea por el trato que dio el gobierno al doctor Li Wenliang, el Partido Comunista dijo que enviaría un equipo para “investigar a cabalidad los temas relevantes planteados por el público”.

Li, un oftalmólogo de 34 años de edad, contrajo el virus mientras atendía a enfermos, y su muerte fue confirmada el viernes. Es uno de ocho profesionales médicos de Wuhan que trataron de advertir a sus colegas y a otras personas cuando el gobierno no lo hizo. Li había dicho que la policía lo obligó a firmar una declaración en la que admitía estar propagando mentiras.

Incluso el periódico progubernamental Global Times dijo que el trato dado a Li y a otros informantes era “evidencia de la incompetencia de las autoridades locales para enfrentar un virus contagioso y letal”.

El incidente generó denuncias de que los funcionarios del partido mienten acerca de, o encubren, brotes de enfermedades, derrames químicos, productos peligrosos o fraudes financieros. Los ciudadanos chinos pueden ser encarcelados por acusaciones de propagar rumores o de generar problemas.

La mayoría de los decesos por el virus han sido de personas de edad avanzada con problemas de salud preexistentes, pero los especialistas dijeron que el trabajo de Li  -los especialistas de los ojos se sientan muy cerca de sus pacientes durante las revisiones- podría haberlo expuesto a cantidades muy altas de virus que hicieron su enfermedad más grave. Todas las muertes, excepto una, han sido en territorio chino.

Mientras la epidemia avanza, la OMS está buscando un nombre definitivo para el agente infeccioso que no estigmatice ni a la población china ni a Wuhan. Se espera que tome una decisión al respecto en los próximos días.

Entretanto, China anunció este sábado que llamará a la afección, de forma provisional, “neumonía del nuevo coronavirus” y le otorgó las siglas NCP (por su nombre en inglés “novel coronavirus pneumonia”).

Fuente: Noticias Telemundo.

comments