Al menos seis cristianos fueron hospitalizados después de un violento ataque de un grupo de extremistas musulmanes en Bangladesh , cerca de la frontera con Myanmar. Tres hombres cristianos también han sido secuestrados y están siendo torturados en cautiverio. Según la información de Open Doors (EE. UU.), Esto ha ocurrido con frecuencia con los musulmanes que se convierten al cristianismo.

Todavía hay informes no confirmados de que uno o más de estos hombres ya han sido asesinados debido a su fe.

Un lunes por la mañana, 27 de enero, cientos de personas atacaron a los fieles y saquearon sus hogares. Dieciocho casas y una iglesia en casa fueron destruidas.

La multitud probablemente esté conectada con el ‘Ejército de Salvación Arakan Rohingya’ (ARSA), un grupo insurgente musulmán que, hasta ahora, aún no ha prometido lealtad a ningún grupo islámico extranjero, como al-Qaeda o el Estado Islámico, pero ha estado atacando muchos cristianos

Los misioneros locales informaron a Open Doors (EE. UU.) Que, aunque la policía en el área ha sido presionada para investigar y trabajar por la liberación de los cristianos secuestrados, de hecho se han negado a tomar medidas serias hasta el momento. Dicen que los rohingya primero deben presentar un informe policial. Sin embargo, como los rohingya son refugiados en Bangladesh, no tienen ciudadanía, por lo que es casi imposible presentar un informe oficial sobre el crimen.

Traumatizados, cruzaron la frontera, por mar y a pie.

Los rohingya que llegaron a Bangladesh dijeron que huyeron después de que tropas, apoyadas por multitudes budistas locales, incendiaron sus aldeas y atacaron y mataron a civiles.
Hoy en día, hay cientos de miles de refugiados rohingya en Bangladesh. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Kutupalong es el asentamiento de refugiados más grande del mundo, hogar de más de 600,000 refugiados.

A principios de este mes (enero de 2020), el tribunal superior de la ONU ordenó al país mayoritariamente budista, Myanmar, “tomar medidas de emergencia” para proteger a la comunidad rohingya del genocidio. Según los informes, el ejército de Myanmar dijo que estaba luchando contra militantes rohingya y niega haber atacado a civiles. El líder del país, Aung San Suu Kyi, ha negado repetidamente la intención genocida.

comments