Por tercer día consecutivo bajó el ritmo de crecimiento de los contagiados con el coronavirus, que confirma la tendencia regresiva de la epidemia en Italia, pero creció la cantidad de victimas fatales, situándose en 743 decesos . El número de positivos al virus subió en 24 horas el 7,2%, o sea 3612 personas más, y ya son en total 54.030 infectados. El lunes el ritmo fue del 8.1%.

Las primeras reacciones de los especialistas fue que la tendencia principal en leve descenso se mantiene respecto al apogeo de la epidemia, que se alcanzó el sábado, con 793 muertos y 6007 contagiados en un día.

Los estudiosos de las curvas epidemiológicas y matemáticas sostienen que esta semana y la próxima serán cruciales para demostrar que la luz de esperanza de remisión de la epidemia se consolida, porque se cumplen las dos semanas desde que se comenzaron a aplicar medidas más rígidas de cuarentena en toda Italia, para obligar a la gente a quedarse en sus casas, único remedio efectivo para detener los contagios del coronavirus.

Por otra parte, causó este martes un fuerte impacto la noticia de que los contagiados por la epidemia son más de 600 mil, en una relación de uno a diez con el dato oficial del total general de 69 mil infectados que dan las cifras oficiales. Lo reconoció en una entrevista a La Repubblica de este martes el director de la Protección Civil, Angelo Borrelli, que cotidianamente, a las seis de la tarde, da en una conferencia de prensa que mira toda Italia los datos de muertos, enfermos, curados y hospitalizados en todo el país.

“Los números son otros de los que damos oficialmente. La epidemia va más rápido que nuestra burocracia”, reconoció.

comments