Hasta el cierre del día lunes, se confirmaron 3700 nuevos casos de contagio, que es menor en comparación a la del domingo, cuando se confirmaron 3900 pacientes que dieron positivo al coronavirus.

Para este día, se registraron 601 muertos, 50 menos que el número revelado 24 horas antes. El hecho de todavía tener estadísticas preocupantes es de alarma para el mundo, pero el descenso registrado genera mayor ánimo para la población y trabajadores médicos.

«No es el momento de cantar victoria»

«Hoy se confirma la tendencia de la caída, podemos decir que es el primer día positivo, no es el momento para cantar victoria pero finalmente vemos la luz al final del túnel”, ha dicho el consejero de Sanidad de la Lombardía, Giulio Gallera.

Y es que, esta tendencia responde a la demominada «curva de contagio», la que se da tras superar el pico máximo de casos.

Esta caída que Italia espera que se convierta en tendencia esta semana, que será clave porque podría indicar que se ha llegado al pico de contagios cuando están por celebrarse los 14 días desde que el primer ministro, Giuseppe Conte, decretara el confinamiento de todo el país.

Los expertos italianos han repetido que los tiempos en los que los enfermos deben mostrar síntomas van entre los cinco y los doce días desde el contagio, con lo que el balance podría señalar que la contención en Italia podría haber funcionado.

Lombardía, en el norte del país, sigue siendo la región más afectada con 4.178 decesos del total de 6.820 registrados en el país, seguida de Emilia Romaña con 985 deceso.

Lombardía es también la región con más casos, 30.703 de los 69.176 en todo el país.

comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here