El gobierno sudanés ha dicho que investigará una serie de ataques contra una iglesia entre diciembre y enero.

El ministro de Asuntos Religiosos, Nasr al-Din Mufreh, dijo que un comité del gobierno investigará los ataques contra la Iglesia de Cristo en Sudán, establecida en una región pobre de la capital, Jartum.

Los ataques tuvieron lugar los días 18 de diciembre, 14 de enero, 21 de enero y 29 de enero y los responsables, que hasta ahora no han sido identificados, intentaron incendiar el edificio y amenazaron a los líderes de la iglesia.

Según un informe del grupo de libertad religiosa, la iglesia había denunciado los incidentes a la policía, pero no hubo seguimiento. En su defensa, el gobierno dijo que no se presentaron quejas formales, pero que investigaría el asunto.

La iglesia está ubicada en Jaborana, un gran barrio pobre en las afueras de Jartum, la mayoría de los cuales 30,000 residentes son refugiados de las montañas Nuba en el sur de Kordofan. Entre ellos, muchos cristianos, desplazados de la región después de años de conflicto seguidos de una sequía

comments