Balraj * y su familia son de origen hindú y viven en una aldea remota de la India. Aceptaron a Cristo hace unos años y desde entonces se han enfrentado a la oposición, la persecución y las amenazas de los funcionarios de la comunidad.

Tan pronto como se convirtieron a Jesucristo, dejaron de participar en festivales hindúes y rituales de esta creencia. Como resultado, sus vecinos y otros miembros de la comunidad los amenazaban constantemente, presionándolos para que volvieran a la fe hindú.

Han persistido en su fe en Jesús y no niegan su nueva identidad religiosa.

A los residentes locales no les gustó que Balraj y su familia estaban violando las normas y tradiciones religiosas de su pueblo y comunidad y afirmaron que estaban “estropeando” la atmósfera.

Balraj recuerda una de las amenazas: “Aquí realizamos poojas (rituales) y adoramos a nuestros dioses y diosas; no traerás esta religión extranjera y es mejor renunciar a ella, o la mataremos ”.

Hace unas semanas, Balraj estaba en casa con su familia. Fue después de las 9 pm, cuando los residentes invadieron su casa y comenzaron a atacarlos violentamente, utilizando gruesos postes de bambú.

Eran vecinos y muchos habían crecido con Balraj, después de su matrimonio y el nacimiento de sus hijos. Los atacantes dijeron que estaban expulsando a Balraj y su familia de la aldea y continuaron atacándolos. La familia huyó al bosque cercano y pasó la noche allí.

A la mañana siguiente, regresaron a su casa que había sido completamente saqueada. Ese día, hubo una reunión en la aldea convocada por los ancianos y les advirtieron severamente sobre informar el incidente a la policía y los amenazaron con la vida.

Los cinco miembros de la familia resultaron gravemente heridos.

Este es uno de los casos de extremismo religioso y ataques contra cristianos en la India. El país ocupa el décimo lugar en la Lista Mundial de Persecución 2020 , que clasifica a los 50 países que más persiguen a los cristianos en el mundo.

Portas Abertas está presente en el país y apoya a cristianos como Balraj, a quienes se les suprimen sus derechos y son vulnerables a todo tipo de hostilidad y violencia, porque son cristianos.

La campaña Ayuda a los que más necesitan quiere llevar ayuda de emergencia a los más de 260 millones de cristianos perseguidos en todo el mundo.

Colabora con esta parte de la Iglesia de Cristo que comparte tu fe, pero no la misma libertad.

comments