Detrás de las crisis económicas, sociales y morales, hay una “guerra ideológica”, según el pastor Joel Engel . Para comprender el origen de este concepto, señala lo que dice la Biblia sobre el principio de todas las cosas.

“En el jardín del Edén, solo había la palabra de Dios, sin otra ideología. Adán y Eva estaban completos, sanos y tenían todos los recursos a su disposición. Hasta que llegó la serpiente, difamando a Dios ”, observa Engel en una entrevista con Guiame .

“Por leyes espirituales, obedeces a quien sirves. Todo lo que los comunistas predican hoy se insertó en las palabras de la serpiente, es decir, el comunismo es anti-Dios. La serpiente no distorsionó todos los mandamientos, sino solo uno: hizo que el hombre dudara de Dios ”, agrega.

El pastor dice que el comunismo destruye al hombre en cuatro niveles: “Físicamente, el hombre se enferma; emocionalmente, el hombre está triste; económicamente, el hombre está preso y espiritualmente, el hombre está fuera de la presencia de Dios ”.

Engel explica que el comunismo predica un mensaje de igualdad social, pero instala el caos para establecerse. “Esta ideología viene con una apariencia de amabilidad, pero cuando está completamente establecida, la gente se da cuenta de lo que hay detrás”.

“Los cristianos aceptan el comunismo y sus filosofías así como Eva aceptó las propuestas de la serpiente. Ningún comunista llega advirtiendo que tiene la intención de cerrar las iglesias. Pero cuando se toma una nación, tal como sucedió en Venezuela, los creyentes se dan cuenta de que han caído en una trampa ”, continúa.

Valores distorsionados

La posmodernidad trajo el relativismo a las iglesias, según Engel. De esta manera, muchos pecados ya no son vistos como pecados, y los valores defendidos por la Biblia comenzaron a adaptarse a los contextos culturales.

“Los principados y poderes están trabajando para cambiar la mentalidad de toda una generación. Hace años, la gente no aceptaba el divorcio. Estos son conceptos que vienen lentamente, a través de telenovelas y entretenimiento ”, dice Engel. “Hoy, el placer del hombre ha llegado a ser el centro, y no la verdad de Dios, lo que se llama hedonismo. Esta relatividad ha destruido una sociedad entera ”.

El pastor señala que una de las principales actividades del comunismo en Brasil fue la formación marxista de maestros en escuelas y universidades. Como resultado, muchos jóvenes han aprendido a poner en perspectiva conceptos conservadores. 

“China es uno de los lugares que más mata a los cristianos, pero también es el lugar donde más crece la iglesia. Entendieron que su lucha es contra Satanás y que hay un gran campo de batalla. Los brasileños vivimos lo contrario. No nos dimos cuenta de esta pelea y nos hemos relajado ”, advierte.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *