La declaración de Obama en 2015 se basó en su “propia fe cristiana”, con énfasis en propuestas progresivas, y se hizo en la Cumbre de Liderazgo Católico-Evangélica.

Un comentario del entonces presidente Barack Obama sobre la protección de la vida de los bebés durante el embarazo, así como el matrimonio, se está volviendo viral nuevamente en las redes sociales.

En ese momento, Obama dijo que las iglesias deberían dedicar menos tiempo a combatir el “aborto y las uniones del mismo sexo”.

Obama dio una charla sobre pobreza en la Universidad de Georgetown y criticó a las iglesias por su forma de involucrarse políticamente, enfocándose en “temas de división”, cómo proteger la vida y preservar el matrimonio. Según la información de LifeSite News

Obama dijo: “Cuando se trata de por lo que realmente van a luchar, cuál es el problema final, cuando están hablando en sus congregaciones, qué es lo que realmente capturará la esencia de quiénes somos como cristianos o católicos, o lo que tienes, la pobreza a menudo se ve como un ‘placer de tener’ en relación con un problema como el aborto ”.

Aunque la religión cristiana ha rechazado el aborto desde su fundación, y siempre ha considerado que la homosexualidad es un pecado grave, tradicionalmente ninguna teoría económica del estado de bienestar ha sido respaldada por la Iglesia Cristiana.

Durante su campaña para presidente en 2008, Obama adoptó una postura clara sobre el tema del aborto, diciéndole al pastor y escritor Rick Warren que saber cuándo comienza la vida humana estaba “más allá de mi alcance”.

Por otro lado, el discurso en el evento sirvió para que Obama argumentó que las iglesias ganarían más seguidores si adoptaran la idea “poderosa” de ayudar a los que están en la pobreza: “Creo que sería poderoso para nuestras organizaciones religiosas hablar sobre la pobreza de una manera más vigorosa”, dijo.

También dijo que abogar por la redistribución de la riqueza es “vital para seguir lo que dijo Jesucristo, nuestro Salvador”, inaugurando una estrategia que, cinco años después, sería utilizada por Lula, que tiene la intención de influir en las iglesias al enseñar a los evangélicos a “leer y interpretar la Biblia.

Los comentarios de Barack Obama, dijo, ejemplifican la “ignorancia increíble” sobre el tema.

comments