Miles de cristianos en peligro de muerte tras aprobación de nueva ley en Irán. Las minorías étnicas y religiosas sufren una arraigada discriminación. La tortura y otros malos tratos, incluso mediante la negación de atención médica, seguen siendo generalizados y sistemáticos, y se cometen con impunidad.

Se aplican penas judiciales crueles, inhumanas y degradantes. Decenas de personas, varias de las cuales eran menores de 18 años y personas de mayor edad, fueron ejecutadas, a veces en público.

Se vulneró de forma sistemática el derecho a un juicio justo. Las autoridades iraníes persistieron en cometer el crimen de lesa humanidad de desaparición forzada al ocultar sistemáticamente la suerte y el paradero de varios miles de personas que habían sido ejecutadas extrajudicialmente y en secreto en la década de 1980 y lo que se desconoce desde esa época hasta nuestros días.

Esta ley le imposibilita a los cristianos defenderse.

Se hizo enmiendas a los artículos 499 y 500 del Código Penal Islámico; en donde los acusados se les añadirán los cargos de “Manipulación psicológica desviada” y “propaganda contra el Islam”.

“La ley permite que el régimen prohíba a cualquier grupo como una secta y puede conducir a un castigo que podría ser escalado para incluir la pena de muerte”, dijo Hamid Garagozloo, representante de la Organización Internacional para Preservar los Derechos Humanos (IOPHR).

Al ampliar las justificaciones discriminatorias de las autoridades iraníes, será cada vez más difícil defender a los cristianos por parte de los abogados.

Esta enmienda estuvo en proceso de aprobación durante dos años; pero en el mes de Mayo fue aprobada por el parlamento, según indica el portal Christian Today.

Se recalcó que antes de aplicarse, esta ley debe aprobarse por el Consejo Guardián en Irán; aun no se sabe cuándo se puede tomar esta decisión.”Muchos grupos cristianos y líderes de la iglesia están preocupados porque esto agregaría otra capa a su sufrimiento continuo a manos del régimen islámico”, dijo un experto de Christian Solidarity Worldwide (CSW).

comments