Daniel Robledo, pastor y exdiputado de la provincia de La Pampa, Argentina, manifestó que las medidas del gobierno favorecen la apertura de bares‎ y de restaurantes, pero no benefician a la iglesia.

“Yo entré en comparaciones bastante básicas, y es lo que me gustaría que me respondan las autoridades sanitarias. Pareciera que el virus tiene una ascendencia en determinado tipo de reuniones y en otras no”, dijo  Robledo al medio InfoPico.

Robledo, pidió a las autoridades que se le permita a los fieles congregarse hasta la mitad del aforo de los templos.

Asimismo, manifestó que está bien visto arriesgarse ante el virus en restaurantes o en los comercios, no obstante, también hay personas que no quieren comer en la calle, aunque sí ir a un lugar donde puedan descargarse y relacionarse con otros que tienen su fe (refiriéndose a las iglesias).

El exdiputado manifestó que la intendente de General Pico, Fernanda Alonso, ya tiene la información de los protocolos que deben seguir las iglesias, pero estos no le dan la posibilidad de permitir congregaciones en los templos a 50 % del aforo.

La intendente se comprometió a llevar la propuesta de incrementar el número de fieles dentro de los templos al gobernador, Sergio Zilioto.

“Nosotros sentimos que se nos está negando un derecho en medio de una situación especial, dijo el pastor”.

Asimismo, exhortó a las autoridades a que dictaminen medidas convenientes a la iglesia, agregó que pide que las autoridades revisen la capacidad de los templos de la localidad, a los cuales calificó como enormes.

El pastor finalizó con su mensaje a las autoridades diciendo: “que nos dé la libertad, mira lo que estoy pidiendo… cuando la libertad no se pide, la libertad se ejerce, se vive. Que nos de la libertad de elegir a dónde queremos ir en nuestros tiempos de ocios, cuando no trabajamos”.

comments