El paso del huracán Sally en los Estados Unidos causó muertes y destrucción el miércoles (16) en Alabama, donde los hogares fueron afectados por graves inundaciones.

En la región de Fish River, un río ubicado en el suroeste del condado de Baldwin, un residente fue testigo de la protección de Dios a través de un acto de fe.

La casa de John Rabur estaba al borde de una inundación cuando el río Fish comenzó a llenarse. “En unas cinco horas, pasó 1 metro y medio y fue entonces cuando empezamos a preocuparnos por lo que estaba pasando”, dijo John a FOX10 News.

John pensó que la peor parte del huracán Sally había terminado, pero la tormenta aún no había terminado. Después de proteger su hogar, la oración se convirtió en su próxima línea de defensa.

“Mientras estaba sentado, pensé ‘el Señor pudo abrir el Mar Rojo’. Así que tomé mi Biblia y la puse en el fondo, en la base de mi puerta. Pensé que podía detener el Mar Rojo, si así lo deseaba, y nos bendijo ”, dijo John.

En las imágenes captadas por el dron FOX10 News, es posible ver la piscina de la casa de John cubierta de barro. El agua de la inundación subió y alcanzó el área exterior de la residencia, pero el residente afirma que Dios estaba cuidando su casa. No entró ni una gota de agua.

“Estamos completamente agradecidos y bendecidos, gracias Jesús por ese día”, dice John.

comments