A pesar del flagelo reciente de un cristiano en Irán condenado por la comunidad internacional, otro cristiano iraní convertido del Islam recibió el mismo castigo el pasado domingo.

Zaman Fadaee, que prefiere que lo llamen Saheb, recibió 80 latigazos, un mes y un día después de que su amigo Mohammad Reza (Youhan) Omidi sufriera el mismo castigo .

Saheb está cumpliendo una condena de seis años en la prisión de Evin en Teherán por organizar iglesias en las casas y “promover el ‘cristianismo sionista’”.

Su sentencia era originalmente de 10 años, pero se redujo en un nuevo juicio en junio.

Sin embargo, Saheb todavía está condenado a seis años de prisión, seguidos de dos años de exilio interno después de su liberación, mientras que los 80 latigazos se vincularon a una sentencia separada en 2016 por beber vino como parte de la celebración de la Sagrada Comunión.

Como se informó el mes pasado después de la flagelación de Youhan, en Irán los musulmanes tienen prohibido beber alcohol, pero existen exenciones para las minorías religiosas reconocidas, incluidos los cristianos. Sin embargo, los conversos del Islam al cristianismo, como Youhan y Saheb, no son reconocidos como cristianos.

Un tercer converso, Mohammad Ali (Yasser) Mossayebzadeh, también fue condenado a 80 latigazos, pero aún no se le ha entregado una citación y no está claro si se ejecutará su sentencia y cuándo.

Se creía que Saheb y Yasser serían azotados después de ser liberados de la prisión, como fue el caso de Youhan. Sin embargo, Saheb fue citado ayer ante el Tribunal Revolucionario de Shahid Moghadas, cerca de la prisión de Evin, y supo que su sentencia debía ejecutarse allí mismo.

Todavía no hay información sobre las lesiones sufridas por Saheb durante su flagelación.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *