Un ataque de los insurgentes islámicos Boko Haram contra los productores de arroz en el noreste de Nigeria ha dejado al menos 110 muertos, según un funcionario de la ONU.

“Estoy indignado y horrorizado por el horrible ataque a civiles”, dijo Edward Kallon, residente de la ONU y coordinador humanitario en Nigeria, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Al menos 110 civiles murieron sin piedad y muchos más resultaron heridos en este ataque”.

Muchos murieron después de que hombres armados en motocicletas atacaron violentamente a trabajadores agrícolas en el noreste de Nigeria.

Las autoridades dicen que el ataque ocurrió el sábado en el estado de Borno. Varios medios informaron que presuntos militantes islámicos atacaron a agricultores mientras cosechaban en una zona rural del estado.

El gobernador del estado de Borno, Babagana Zulum, donde tuvo lugar el ataque, dijo que 43 víctimas fueron enterradas el domingo en la aldea de Koshobe en el distrito de Jere. Los insurgentes tendieron una emboscada a los agricultores que traían su cosecha de arroz el sábado.

“Condeno la muerte de nuestros agricultores trabajadores por terroristas”, dijo el presidente Muhammadu Buhari en un comunicado emitido por su portavoz oficial. “Todo el país está herido por estas muertes sin sentido”.

“Condeno el asesinato de nuestros agricultores trabajadores por terroristas en el estado de Borno. Todo el país está herido por estas muertes sin sentido. Mis pensamientos están con sus familias en este momento de duelo. Que sus almas descancen en paz. “

Los militantes de Boko Haram han lanzado una campaña de violencia desde 2009 para imponer su versión de la ley islámica en el país más poblado de África con más de 200 millones de habitantes. El gobierno estima que más de 30.000 personas murieron en el conflicto.

“Nuestra gente está en una situación muy difícil”, dijo Zulum a los periodistas. “Si se quedan en casa, pueden morir de hambre. Van a sus granjas y corren el riesgo de ser asesinados por los insurgentes ”.

comments